Dejar atrás nuestras viejas heridas.

“Una de las cosas más difíciles que debemos hacer en la vida es dejar atrás las viejas heridas… A veces nuestras memorias tienen una edad que se mide en décadas, y hasta en siglos. Y siguen pidiendo venganza. Culpar a los demás por sus faltas casi siempre crea un muro impenetrable.

Pero escuchen a Pablo: Por tanto, el que está en Cristo, es una nueva creación: pasó lo viejo, todo es nuevo. Y todo proviene de Dios (” Corintios 5, 17) Es cierto, nosotros no podemos dejar atrás las viejas heridas. Pero Dios sí puede”.

Henri Nouwen

 

“Esta palabra nos llama a dejar atrás nuestras viejas heridas, en el Nombre de Dios, y de la mano de la Santísima Virgen que tanto nos ama y auxilia.  Este es el mensaje que nuestro mundo necesita escuchar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s