ORAR POR LA SALUD DE UN ENFERMO

Jesús Misericordioso, 
que te acercaste a cuantos sufrían
 en el cuerpo y el espíritu, 
y acariciaste las heridas de muchos enfermos
 con el aceite de tu inmensa bondad, 
te suplicamos que podamos seguir experimentando
 tu cercanía saludable entre nosotros, 
especialmente en el misterio de tu Presencia
 en el don de la Eucaristía.

 

P. Claudio Bert (1964-2017)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s