Publicaciones

LA PARROQUIA, COMUNIDAD CELEBRANTE

La Parroquia – Comunidad Celebrante

Esta obra quiere ser un aporte que ayude a una reflexión serena sobre la fe celebrada en el misterio de la liturgia cristiana. En comunión con los deseos expresados por el Santo Padre Benedicto XVI, al convocar un Año de la Fe 2012-2013, quien en la Carta Apostólica Porta Fidei refiere: “Deseamos que este año suscite en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza. Será también una ocasión propicia para intensificar la celebración de la fe en la liturgia, y de modo particular en la Eucaristía, que es la cumbre a la que tiende la acción de la Iglesia, y también la fuente de donde mana toda su fuerza”.
Si la fe crece y se profundiza cuando nos dejamos alcanzar por el Misterio de la Gracia que se irradia sobre nosotros, de un modo primordial en el acontecer de la celebración misma de esa fe que profesamos, es natural que intentemos una aproximación más participativa y responsable a las celebraciones litúrgicas que dinamizan la estructura de nuestras parroquias.

MEDITACIONES …SIN APURO

Meditaciones…sin apuro

Este libro nació a partir de un trabajo de recopilación de material sobre cuestiones esenciales de la vida cristiana. Los temas propuestos para la meditación son aquellas verdades perennes de nuestra fe, pero la propuesta es ahondar en la comprensión de estas verdades que nutren la fibra de nuestra espiritualidad y abonan nuestra experiencia religiosa, abriendo nuevas perspectivas en la reflexión que arraiguen y sedimenten en nuestra esencia creyente.
La meditación cristiana, que se nutre del tiempo reposado, de ese quedarse allí donde el alma encuentra lo que busca, sin apuros…, de ese silencio de quien sabe que Otro tiene la primera y la última palabra- ¡y no hay que dejarle con la palabra en la boca!- es como esa aventura inédita que le tocó vivir a Pedro, cuando Jesús se afirmó en su barca húmeda de una noche de esterilidad, y le ordenó con la autoridad del amor: “Navega mar adentro, y echen las redes” (Lc.5, 4)
Meditar es internarse, pues, en esa espesura luminosa de un Dios que nos deslumbra con su amor en la noche de nuestro larvado egocentrismo, y nos lanza como antorchas encendidas, para llevar la gracia de esa transfiguración que experimentamos en el “Tabor” de nuestra oración contemplativa.

 

 

HAY QUE TOCAR EL PESEBRE

image

 

Si la Navidad empezó en aquel pesebre que labró la Santísima Virgen y San José y que luego fue poblado de pastores y magos que entraron para ver y tocar el Misterio del Cielo que brillaba en las pupilas del niñito envuelto en pañales, entonces, es necesario que podamos detener nuestra mirada y el corazón en cada uno de estos integrantes del Santo Pesebre.

Propongo una meditación del Nacimiento de Jesús de la mano de todos estos protagonistas que  entraron de rodillas a Belén  y vieron  la bondad de Dios en el rostro de Jesús Niño.

 

 

 

CONOCER Y CELEBRAR LA EUCARISTÍA

Para asimilar la insondable riqueza de este Sacramento Admirable, como lo llama la misma Iglesia en su liturgia, no alcanza la más esmerada preparación catequética que se nos ha impartido antes de la Primera Comunión, si es que podemos calificarla de “esmerada…”

Conocer y celebrar la Eucaristía

Conoce mejor la Eucaristía para celebrarla mejor es la propuesta que persigo en los diferentes capítulos que estructuran esta obra. Vale decir, pues, que nos movemos en el orden de los principios para una praxis más consciente, más plena y fructuosa de estos santos Misterios que nos traen la salvación y nos posibilitan entonar nuestro cántico de alabanza.
Asimismo, el lector podrá apreciar un detenido y cuidado análisis de todas y cada una de las partes que armonizan la unidad de la Santa Misa en sus dos grandes momentos de la Palabra y del Sacramento.

 

EN EL DOLOR HUMANO, LA COMPASIÓN DE DIOS

image

 

Este libro ha querido ensamblar las predicaciones de las Misas de los viernes. Misas con imposición de manos donde se ruega por los que sufren, es por eso que el lector encontrará un estilo mas coloquial que narrativo. Por los caminos del dolor humano siempre se cruza el camino de la compasión de Dios. La fe es este reconocer el amor compasivo que Dios nos tiene, una experiencia que llegará como gracia del cielo y como reconocimiento y apertura de nuestras heridas.

Las personas que desean adquirir algunas de estas publicaciones, podrán dirigirse a la sede de la Obra Pequeños Servidores de la Misericordia Eucarística, sito en la calle Larrea 336 3 b  1030 (CABA). Los horarios de atención son: lunes, miércoles y viernes desde las 15hs a las 19hs. . También se puede contactar a esta dirección electrónica: fundacionopsme@gmail.com

 

MANANTIAL DE UN CORAZÓN SACERDOTAL I

 

 

DEVOCIONARIO DE LA OBRA PEQUEÑOS SERVIDORES DE LA MISERICORDIA EUCARÍSTICA

 

                         

Anuncios