9 de noviembre: Nuestra Señora de la Almudena

La Virgen de la Almudena está unida, desde el primer momento, a la historia cristiana de Madrid.

Según una tradición, avalada por la historia, el 9 de noviembre del año 1085, se rasgó el frente de una torre de la muralla de la Puerta de la Vega y apareció una imagen de la Virgen, que los cristianos madrileños habían ocultado.

Existe documentación del año 1382, en que se nombra con el título de “Almudena” a una imagen de la Virgen, a la que el pueblo de Madrid siempre ha venerado con singular devoción.

La imagen actual de la Virgen de la Almudena fue coronada solemnemente el 10 de Noviembre de 1948 y declarada patrona de la diócesis de Madrid por el papa Pablo VI el 1 de julio de 1977.

También hoy, a cualquier hora del día y de la noche, se venera cariñosamente por los madrileños la imagen en piedra de Nuestra Señora de la Almudena situada en los muros del complejo catedralicio.

Catedral de Madrid. Nuestra Señora de La Almudena. Altar principal a La Sra de La Almudena. 

Anuncios

En el día de la madre . Felicidades!

A Ti, nuestra Santísima Madre, María del Buen Amor

dirigimos nuestras plegarias, en las horas felices y tristes de nuestra vida.

En tu rostro de Madre y tu mirada llena de compasión

encontramos la caricia bendita del Padre de los cielos.

Tú estás siempre con nosotros, en compañía de tu amoroso Hijo.

Confiamos en tu intercesión todopoderosa ante el trono de la gracia.

Te rogamos nos dispenses tus bendiciones para el alma y el cuerpo,

hasta que alcancemos la perfecta comunión contigo en el buen amor del Cielo.

Amén.

P. Fundador Pbro. Claudio Bert (1964/2017)

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios”

 

 “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios”.

Abandonaos plenamente en el Corazón Divino de Cristo, como un niño en los brazos de su madre.

 

Que esta invitación penetre también en nuestro espíritu como fuente de paz, de serenidad y de alegría.

¿Por qué tener miedo, si Cristo es para nosotros el camino, la verdad, y la vida?

¿Por qué no fiarse de Dios que es Padre, nuestro Padre?

“Santa María de las gracias”, La Santisima Virgen María , la Madre de Dios,  advocación que tanto amo el Santo Pío, y que invocó con constante y tierna devoción, nos ayude a tener los ojos fijos en Dios, en el cielo, que digo siempre nos abraza.

Que Ella nos lleve de la mano y nos impulse a buscar con tesón la caridad sobrenatural que brota del Costado Abierto del Cristo.

Y a ti Santo Padre Pío, dirige desde el cielo tu mirada hacia todos nosotros, e Intercede por aquellos que, en todo el mundo sufren y necesitan de tanto, salud de cuerpo y de alma. Ven en ayuda de cada uno y concede la paz y el consuelo a todos los corazones. JL

 


Cuerpo incorrupto para Santa devoción  del Santo Padre Pío de Pietrelcina . Iglesia inferior

Salida de la Santísima Virgen María, Nuestra Señora de las Grazias en procesión junto a los fieles en San Giovanni Rotondo

                                                 Procesión por la explanada del Santuario del Padre Pío

Precesión de antorchas y Santo Rosario a la Virgen Santísima Nuestra Sra de las Grazias.

Capilla de la Adoracion Eucaristica iglesia superior del convento del Santo Padre Pío de Pietrelcina

 

 

Palabras de Jesús Misericordioso a Santa Faustina sobre la coronilla y como rezarla

I

Altar mayor del Santuario de la Divina Misericordia Vaticano. Roma

 

El viernes 13 de septiembre de 1935, el Señor le reveló a santa Faustina un poderoso medio para
obtener la misericordia de Dios para el mundo. Ella lo escribe así:

Coronilla a la Divina Misericordia

En la noche, cuando estaba en mi celda, vi un Ángel que era el ejecutor de la justicia de Dios. Estaba vestido con una túnica brillante, su cara gloriosamente iluminada y una nube bajo sus pies. En sus manos tenía truenos y relámpagos. Cuando vi las señales de la ira divina, con las cuales cierto país de la tierra sería castigado de una manera particular, imploraba al Ángel, pero noté enseguida que mis plegarias eran impotentes contra la ira de Dios … En el mismo momento vi a la “Santísima Trinidad”, que irradiaba Majestad y Santidad incomparables. Al mismo tiempo oí interiormente palabras, con las cuales empecé a implorar fervorosamente por la salvación del mundo. Y ¡Oh milagro! el Ángel era impotente contra esta oración y no podía ejecutar el justo castigo.

Las palabras con las que imploraba la misericordia de Dios eran las siguientes:

“Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo por nuestros pecados y los pecados del mundo entero. Por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

Cada vez que entres en la capilla, inmediatamente recita la oración que te enseñé ayer”.

Reza incesantemente esta coronilla que te he enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran misericordia a la hora de la muerte” (Diario,687)

“A las almas que recen esta coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte” (Diario,754)

“Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta coronilla; las entrañas de Mi misericordia se enternecen por quienes rezan esta coronilla” (Diario,848)

Escribe:

cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, Me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo sino como el Salvador misericordioso” (Diario,1541)

Esta es la coronilla que Jesús le pidió a santa Faustina introducir a su comunidad y al mundo entero.

 

Cómo rezar la Coronilla

Jesús dijo a Sor Faustina (1, 197): Rezarás este rosario de la siguiente forma:

1- Primero, rezar un Padrenuestro, un Ave María y el Credo.

2- Después, en las cuentas del rosario correspondientes al PADRENUESTRO, decir:

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y de los del mundo entero.

3- En las cuentas del AVEMARÍA, decir:

Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.

4- Para terminar, decir tres veces estas palabras:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Oración con que se concluye la coronilla

Oh sangre y agua que brotaron del Corazón de Jesús como manantial de misericordia para nosotros,
En Ti Confío.

 

DIOS ES GRANDE Y ES LIBRE


“Siempre estamos tentados, de manera muy fuerte y muy sutil, de señalarnos a nosotros mismos o a los demás donde está trabajando Dios y donde no lo está, cuando está presente y cuando no lo está; pero no hay nadie, ni cristiano, ni sacerdote, ni monje, que tenga un conocimiento especial de Dios.

Dios no puede ser limitado por ningún concepto humano o pronostico. Es más grande que nuestra mente y nuestro corazón, y perfectamente libre de revelarse donde y cuando quiera”

(Henri Nouwen).

Octubre, mes del Santo Rosario.

        imagen de la Virgen, María del Buen Amor en adoración confeccionada por la Sra. Soledad Malbrán, delante de esta imagen el Padre Claudio Bert rezaba diariamente y antes de celebrar sus misas para los enfermos.

Benedicto XVI, un día Domingo 1º de octubre de 2006 decía……

“Hoy, primer día de octubre, quisiera reflexionar sobre dos aspectos que, en la comunidad eclesial, caracterizan este mes: la oración del rosario y el compromiso a favor de las misiones.

El próximo sábado, día 7, celebraremos la fiesta de la santísima Virgen del Rosario, y es como si, cada año, la Virgen nos invita a redescubrir la belleza de esta oración, tan sencilla y profunda. Queridos hermanos y hermanas, quisiera invitaros a rezar el rosario durante este mes en familia, en las comunidades y en las parroquias por las intenciones y por la misión de la Santa Iglesia, por los sacerdotes, por nosotros los fieles y por la paz del mundo.

Además quisiera decir que rezando el Santo Rosario, a veces caigo en una rutina de oración : y no siempre lo rezo bien.

A aquéllos a quienes les pasa algo como a mí, les comparto algunos tips que me asisten para tratar de rezarlo mejor cada día.

. Antes de iniciar el Santo Rosario es bueno y da provecho al alma guardar unos minutos de silencio para tomar conciencia de lo que vas a rezarlo, y asi también hacerlo con santa devoción.

Debemos adoptar la actitud del hijo que se acerca a su Madre del cielo. Aquí me tienes de nuevo, Madre Santísima, quiero estar contigo, te amo, me quiero sentir cerca; te necesito, quiero que me ayudes a conocer a Tu Hijo, y a imitarlo cada día más a Él.

. Durante el rezo del Santo Rosario puedes tener delante una imagen de la Santísima Virgen  recuerda lo que decía un sacerdote amigo mío, “las imagenes son pedacitos de cielo”, permítete traer ese pedazo de cielo a tu casa, a ese momento de oración y ponte espiritualmente en Sus brazos.

Rezar el Rosario es rezar desde el corazón de María, a la Santísima Virgen María y con Ella……”Aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y la profundidad de su Amor.

Ten siempre presente que el Rosario es un arma poderosa. Rezándolo con esta certeza de fe, obtenemos abundantes gracias a través de las manos de La Madre de Dios.

El hábito de rezar el Rosario todos los días es un modo de asegurar un contacto diario con la Santísima Virgen María, de expresarle todo nuestro amor, veneración, gratitud y tantísimas cosas mas.
Es bueno tratar de rezarlo cada día mejor, con más atención, disponiéndonos con la vida correcta, meditando, orando y practicando mejor, poniendo más amor así a nuestra vida y vivirla en Dios.
Amigos y hermanos queridos, amemos a la Santísima Virgen María, de manos de Ella recibiremos siempre las gracias de cielo. jl

Dios se olvida de si mismo y se deja olvidar…

Dios no es solo aquel que recuerda a la criatura que ama y de quien olvida pecados e infidelidades, sino que es aquel que se olvida de sí mismo, que se deja olvidar. Es el punto extremo de la humildad divina.

La eucaristía me parece el ejemplo más expresivo y eficaz de este singularísimo rasgo de la sensibilidad divina.

En ella todo es discreción, pequeñez, humildad, escondimiento, cotidianeidad y sencillez de signos, evocación tenue del misterio, posibilidad (para el hombre) de proseguir sin prestar demasiada atención, ausencia total de sensacionalismo…

Y, sin embargo, la eucaristía fue instruida por Jesús para hacerse recordar, confiándolo a  ministros ordenados, que son los custodios de esta memoria eucarística: memoria altamente viva que, paradójicamente, se hace olvidar, porque es memoria de un Dios que se deja olvidar.

Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu reino» (Lc 23, 42).

Esta memoria es la garantía, la única garantía de la salvación, que, en efecto, le es inmediatamente concedida. Y lo mismo es para todos: si el Señor se acuerda de mí, me salvo y puedo permitirme el lujo de dejarme olvidar.